¿Cuándo debo endeudarme y cuándo no?

Para contratar una deuda se debe ser cuidadoso, inteligente y analítico, repasemos algunas premisas que vale la pena observar.

13 de marzo de 2019

Hay consejos relativos a las finanzas personales que pueden ser muy cuestionables. Uno de ellos es: “no te endeudes”. Se citan ejemplos de cómo personas, instituciones y países han ido a la ruina por haber adquirido deudas que terminaron siendo impagables. Pero rara vez se cuentan los casos de éxito. Como todo en la vida, los extremos son malos, es un error disponer de dinero que no vas a poder pagar, pero también lo es no aprovechar los recursos disponibles para crecer, sentar las bases de tu futuro y alcanzar tus metas.

Es evidente que para contratar una deuda se debe ser cuidadoso, inteligente y analítico, repasemos algunas premisas que vale la pena observar antes de endeudarnos.

 

  • ¿Por qué estás pidiendo dinero prestado?

La necesidad surge cuando no tienes la capacidad de usar tus propios recursos para obtener un bien, servicio o realizar una inversión con beneficios futuros. También cabe la posibilidad de que sencillamente no desees descapitalizarte. Lo importante es que tengas claro el plan de cómo utilizar el dinero y cómo pagarlo. Piensa en ti mismo como si fueras una empresa, debes tener activos, pasivos y capital en una proporción sana.

  • ¿Para qué estás pidiendo dinero prestado?

  1. Para invertir. La inversión tiene asociado un rendimiento futuro, ya sea un negocio, un inmueble o incluso una carrera o maestría. Establece los flujos futuros de efectivo para analizar tu capacidad de pago y tu retorno de inversión.
  2. Para bienes de uso duradero. Si necesitas coche, computadora o electrodomésticos puedes pedir prestado, pues es un gasto de una sola vez que no repetirás en varios años. Este costo se reparte en el tiempo. Lo ideal es hacerlo a “meses sin intereses” o tasa cero.
  3. Por gasto corriente. Este tipo de créditos pueden desestabilizarte. Si estás gastando más de lo que ganas, ten cuidado. Lo que necesitas es reorganizar tus ingresos y tus gastos, porque no vas a poder pagar y sólo te vas a meter en problemas.
  4. Una emergencia vital. Si es para el pago de un evento de salud, seguridad, protección legal, etc., no vas a tener mucha capacidad de decisión, pero mide el monto. Siempre hay opciones.

 cuando-debo-endeudarme-y-cuando-no-Mas-Fondos-1

 

  • ¿Cuánto te cobran por el préstamo?

  1. Tasa cero. Existen muchas promociones de tarjetas de crédito conocidas como “meses sin intereses”. Sé consciente que adquirir varios de estos préstamos te puede desbalancear.
  2. Crédito a tasa fija. Conocer de antemano cuánto vas a pagar de intereses ayuda a tomar decisiones acertadas. Si las tasas son bajas aprovecha, pero si estamos en épocas de inestabilidad, es conveniente que no fijes el interés en una tasa alta. Si por el contrario las tasas son atractivas, no dudes en tomar esta opción.
  3. Crédito a tasa variable. Son los más riesgosos, si la economía está en una espiral inflacionaria o las condiciones financieras no ofrecen seguridad, es mejor que no pidas prestado y esperes un mejor momento. Bajo estas circunstancias, una hipoteca podría llegar a ser mayor incluso al valor del inmueble.

 cuando-debo-endeudarme-y-cuando-no-Mas-Fondos-2

 

  • ¿Quién te está prestando?

  1. Crédito fuera del sistema financiero. Esto incluye desde tu abuela hasta personas dedicadas a prestar dinero a cambio de una garantía. Si es buena o mala idea depende de las condiciones. Tal vez tu familia no te cobre intereses, o tal vez, el prestamista sea un aprovechado. En el último caso nuestro consejo es que, mejor vendas la garantía.
  2. Crédito procedente del sistema financiero. No es fácil acceder a estos créditos, pero se logran. Revisa comisiones, tasa y plazo. Es muy bueno que comiences a hacer un historial crediticio favorable.
  • ¿Cuánto puedes pagar al mes?

  • Cada institución marca sus políticas, pero el común es destinar 40% del ingreso al pago de la deuda. Sólo tú puedes conocer el estado de tus finanzas y ver si ese pago es realista. Haz el ejercicio de calcular este monto para que no te ahorques con los pagos.

 

En Más Fondos podemos asesorarte sobre tus inversiones y el estado de tus finanzas para que éstas sean sanas. Acércate a los expertos.

 

Descubre por qué los Fondos de Inversión son la mejor opción para invertir.

Fondos de Inversión: tu opción es Más Fondos

Aviso Legal: Más Fondos, S.A. de C.V., Sociedad Operadora de Fondos de Inversión no garantiza ningún rendimiento a sus clientes. Los fondos de inversión son instrumentos de inversión que no garantizan rendimientos a sus inversionistas. La información contenida en el presente documento no representa una recomendación de inversión, sino es meramente ilustrativo. Para una evaluación específica sobre su perfil como inversionista consulte a nuestros asesores. No recomendamos la realización de ningún tipo de inversión en fondos sin asesoría especializada, ni sin el análisis de los prospectos de información al público de cada uno de los fondos que son distribuidos por nosotros.

cuando-debo-endeudarme-y-cuando-no-Mas-Fondos-0

INFÓRMATE SOBRE NUESTRAS ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN

¿Podrías perder tu dinero en un mes?

Una de las mejores estrategias para evitar la fuga de dinero es tenerlo bien invertido.

Finanzas para millennials

En temas de inversión, si no son tu área, busca a expertos que puedan asesorarte.

INVIERTE CON NOSOTROS